Niña con lazos y delfines

Mientras el carro iba dando tumbos entre las curvas de la carretera a Baconao, sentía como iba encogiéndome en el asiento y me volvía una niña con bata, lazo en la cabeza y lengua azul pintada por el chupete que sostenía en mi mano derecha. La niña que miraba con asombro cómo unos elefantes prehistóricos de piedra se recortaban contra la nube gris del cielo, comenzó a recordar una foto en sepia de su tía delante de un dinosaurio, las grabaciones del cuento de los tres cerditos, el día en que su prima de cuatro años botaba en plena playa Berraco la tetera de goma que solía masticar desde chica. Los recuerdos de esta carretera se me fueron atravesando como si hubiera venido a buscarlos y me hicieran señas. La niña jugueteaba en el asiento y saboreaba la dulzura del caramelo en forma de corazón atado a un _DSC7193blogpalito, reía ante la Blancanieves demasiado enana, vista en el Valle de la Fantasía solo de pasada desde la ventanilla, caminó por un túnel de agua, y cuando le tocó posar la mano sobre la piel de goma, la tersa y, en fin, inexplicable piel de los delfines, era una bebé que apenas podía sostenerse sola.

Anuncios

9 Respuestas a “Niña con lazos y delfines

  1. Quién pudiera apresar el tiempo, Ara, y devolverlo allí, al momento exacto en que tuvimos la utopía de la felicidad en la punta de los dedos. Te imagino ahora como esa niña con el asombro derramándose por los ojos, con esa alegría que nos desgastó el tiempo.

    Gracias por el recuerdo, ese pedacito de vida que no nos puede quitar nada ni nadie.

  2. que feo, no me gusta, no creo que esten muy felices los delfines, pebeta.

    • sí, tienes razón, eso también lo pensé en algún momento mientras miraba el espectáculo, la obediencia de los delfines tiene algo de terrible, pero después se me olvidó, uno as así de egoísta…

  3. en cuanto a lo escrito, es hermoso. ese recuerdo del sentimiento de niñez, tan vivo, tan en la piel. esa estetica del niño.

  4. recordaba la sensacion de la piel de un delfin, que te habia disparado hacia diferentes emociones y lugares, de antaño. como cuando aurelio buendia, toco por primera vez el hielo en una feria de gitanos que habia llegado al pueblo.

  5. vaya un comentario de cotilla , te quedan lindos los espejuelos jajaja y lo oitr genial como siempre tus descripciones Chelin , se te quiere muchoooo

  6. Camilo Santiesteban Torres

    Te das cuenta quer esa pinta de niña buena no se usa desde principio de los 90? Claro se me olvidaba que estás en los TA y ese tiempo lo ves como dicen los vbiejos – los buenos tiempos- jA. qUÉ HUBO? Qué tal Carlos, la cría y la Tierra del fuego? El piquete de aquí está muy agradecido por toda la hospitalidad de ustedes y están contando maravillas de Holguín, como dicen -na que ver con na que ver- eso significa que en la Habana las experiencias son muy diferentesa lo agradable de allá. Besos linda y cómete Santiago que tienes para eso. Kmilo

  7. Camilo Santiesteban Torres

    La cosa con lo del pasaje sigue en cero, feísimo todo. Seguiré haciendo. Tellamo hoy en la noche. Besotes habanerotees para ti.

Los comentarios aquí.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s