Notas post Sandy

25 de octubre

9:00 am

Los árboles y las casas están en su lugar, al menos eso veo desde el portal de mi casa. Los muebles están húmedos, tengo un pollo enjaulado debajo del sofá y ropa tendida en la sala, esto parece un campamento. Ya pasó el ciclón, pero aún me siento en estado de contingencia, será así hasta que llegué la corriente.

11:00 am

El pollo saca la cabeza por entre los barrotes de la jaula, parece que tiene un cuello super elastizado, tanto que podría llegar a mí, que estoy a unos metros. Aún no sé nada de mi beba, prefiero no pensar en eso y esperar a que se comuniquen. Anoche tuve miedo en algún momento. El ruido de la lluvia en las persianas metálicas no me dejaba dormir y el viento, feroz, parecía que terminaría doblegando toda la ventana.

1:00 pm

Un resplandor naranja viene de la cocina, todo lo demás está oscuro. ¿Papi? Sí, soy yo, me responden. Se acaba de ir la corriente y mi padre deambula por la casa. Me pongo la almohada en la cabeza, aunque ya el viento es muy fuerte. Cierro los ojos, la ventana me va a caer encima, pero no me levanto, tengo el cuerpo tan apesadumbrado que me cuesta moverme, seguro no pasa nada. Duermo, sueño, no estoy aquí, sino en una habitación con una cama ancha y una manta roja… De nuevo los golpes en la ventana y el ruido, y la luz en la cocina. Mami y papi caminan, hablan.

-¿Ara?

-Dime.

-Nada, nada.

..

Este pollo no deja de cacarear, ya salió el sol, pero no llega la corriente. Nada de mi beba aún, no pienso, no pienso.

8:00 pm

11 muertos, es impresionante. Santiago está destruido, eso me duele, tanto como si fuera Holguín. Mi beba está bien. Acá en Holguín hay una Fiesta Cultural que puja por subsistir desde la solidaridad, no hay otra manera de verlo.

Anuncios

7 Respuestas a “Notas post Sandy

  1. Chelycita, hoy en la mañana logré comunicar con la Kari, que es el único número que tengo. Pregunté por ustedes, estaba muy preocupada por las noticias. ¿La princesa y tu Carlos estaban en Santiago??? Ay niña, qué dolor al ver las imágenes de esa ciudad heróica llena de devastación, derrumbes, tristezas. Sabes, el pesar de un cubano alcanza para todos, es cosa de nuestro código genético. Cuídense mucho, besitos desde Camagüey.

  2. Tunie!!! no había podido responder, Carlos y la niña están bien, aún no han podido venir, y quizás vaya yo a Santiago a buscarlos, gracias mima, según me cuenta Carli, allá todo es un desastre, Santiago parece un basurero, los árboles no tienen hojas y hay muy pocos lugares con electricidad, un besote grande grande y un abrazo.

  3. ay mi Chelita cuando uno esta lejos siente eso màs que se yo , y cuando me entere que la niña estaba en santiago dije ay mi madre menos mal que estvieron bien , ya queda pco , un besooooooo

  4. Santiago está destruido, claro que duele… me ha gustado tu crónica de esos días, qué susti hemos pasado todos, verdad??

  5. jajajaja qué bueno botellera, seguro nos encontramos en la próxima aventura, otro abrazo.

Los comentarios aquí.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s