Holguineros opinan sobre el VI Congreso del PCC

Norge Pérez y Ramón Almenares, ambos choferes de Cubataxi, hablaban a coro esta mañana con el resto de sus compañeros en una esquina del parque holguinero Calixto García. El tema era el informe central que en horas de ayer dio lectura Raúl Castro, presidente de los Consejos de Estados y de Ministros en la jornada inaugural del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.

“A veces a los militantes del Partido los ponen en cargos empresariales, solamente por su condición de miembros de esa organización, sin embargo no tienen conocimientos para estar ahí, y es cuando vienen los errores. Nuestro presidente lo aclaró, que cualquiera puede ocupar un cargo sin tener que militar en las filas partidistas”, dijo Ramón Almenares.

Hacía referencia a la sección del discurso en el que se habla sobre los errores en la política de cuadros: “No pocas lecciones amargas nos han legado los desaciertos sufridos en este ámbito a causa de la falta de rigor y visión que abrieron brechas a la promoción acelerada de cuadros inexpertos e inmaduros a golpe de simulación y oportunismo, actitudes alimentadas también por el erróneo concepto de que para ocupar un cargo de dirección se exigía, como requisito tácito, militar en el Partido o la Juventud Comunista” leyó textualmente el líder revolucionario ayer en la tarde.

Los trabajadores de Cubataxi refirieron también su acuerdo con el exceso de reuniones, lo que Raúl dio en llamar “reunionismo”. “Hay reuniones que se convierten en Congresos y afectan la jornada laboral, eso tiene que suprimirse, la jornada laboral es sagrada”.

Con respecto al tema habló también Yanet Ross, operadora de FotoClub “La principal” de la cadena de tiendas Caracol: “hay reuniones que sí son necesarias, y que requieren de un espacio y una extensión de acuerdo con el tema, pero lo que sí no debe es hacerse en horarios de trabajo”.

Yuraisis Fernández, obrera de esa misma entidad, llamó la atención sobre otra parte del discurso y su repercusión. “En cuanto a la reducción de plantillas, creo que hacía falta. Se ha demostrado que el trabajo que antes hacían 20 personas, ahora las hacen cinco y con la misma calidad. Ahora somos menos, por eso tenemos que tomar conciencia, aprovechar bien la jornada de trabajo y no perder el tiempo, porque hay que seguir siendo eficientes”.

Yuraisis comentó también acerca de otro tema de los más discutidos antes del Congreso en los centros laborales: la eliminación de la libreta de abastecimientos. “La gente le tiene mucho miedo a eso porque no conocen la vida sin la libreta, es un problema de costumbre, yo creo que si se crean las condiciones se puede quitar, no ahora claro, ahora sería un caos”, dijo a ahora.cu.

“Para lograr quitar la libreta hay que trabajar con más eficiencia, hay que producir más, hay familias que ganan muy poco y que no podrían sobrevivir con los precios que ahora mismo tiene el arroz en el mercado” explicó Mirsa Tamayo, barbera de Valle Grande.

En general, los holguineros tienen numerosas expectativas en cuanto a este VI Congreso. Cada uno espera con mayor ansiedad las decisiones que les afectan de manera más directa. Enrique Escobar, chofer de guagua, confiesa que seguirá con mayor atención las noticias acerca de los cambios en el transporte, así lo afirmó también Efrén Oro, chofer de un bicitaxi.

En la Iglesia Católica, ubicada en el Parque San José de Holguín se ofrecía la misa del domingo. Uno de los asistentes repartía el gajo bendito en la entrada.

“Pienso que Raúl es muy cierto en todo lo que dijo. Sabemos que no siempre el gobierno y la iglesia piensan totalmente igual, hay argumentos y puntos en los que no concuerdan, pero todos trabajamos por una sociedad mejor y más eficiente”, comentó Orlando Ruiz, quien aclaró ser también militante de la Unión de Jóvenes Comunistas.

Fabián Rodríguez, músico y profesor de la Universidad de Holguín Oscar Lucero Moya, atendía la misa junto a otros jóvenes. No pudo ver el discurso completo, pero le pareció interesante lo que pudo escuchar. “Creo que es hora de un cambio, a menor y mayor nivel en la sociedad, es decir, la gente tiene que cambiar su forma de ver muchas cosas, y otros como jefes de empresa, también. Hay errores que se han cometido cíclicamente, por el exceso de centralización, como por ejemplo, que en una cooperativa no se pueda sembrar una papa sin que lo autoricen desde arriba, es un ejemplo extremo, pero han pasado cosas así”, comentó el joven y continuó en la misa.

Anuncios

Los comentarios aquí.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s